lunes, 5 de agosto de 2013

Australia: Lord Howe Island, ¿la más bella del Pacífico?



Pensar en el paraíso nos traslada ineludiblemente a una isla desierta del Pacífico Sur. No es para menos, aquí se encuentran algunas de las más bellas y celestiales islas del planeta. Y digo celestial no en referencia a su connotación religiosa o divina, que también podría serlo, sino a esa acepción mucho más terrenal, mucho más hedonista relacionada con el arte del placer puro.


Muy poco conocida, y muy poco visitada, Lord Howe es una pequeña isla volcánica situada a unos 600 kilómetros de la costa Este australiana, a menos de dos horas en vuelo desde Sídney. 

Forma parte de un selecto y reducidísimo club de la UNESCO: el de islas inscritas en su listado Patrimonio Mundial de la Humanidad en atención casi exclusivamente a su belleza escénica y paisajística. Es el Paraíso en mayúsculas, la tierra prometida. Para muchos, la isla más hermosa del Océano Pacífico.

Con playas solitarias de arena dorada y una laguna de aguas cristalinas custodiada por el arrecife de coral más al sur del planeta, en Lord Howe se puede bucear, hacer submarinismo, pasear por la selva e incluso realizar caminatas muchos más exigentes como el ascenso al maravillo monte Gower, una experiencia sin duda memorable.


Cómo llegar

En vuelo directo desde Sídney o Brisbane con la compañía aérea Qantaslink.

En temporada alta, primavera y verano australes, existe una conexión semanal en barco desde Port Macquarie.

Cuándo ir

La mejor época para visitar la isla es de septiembre a junio. Julio y agosto es la época más húmeda, con lluvias torrenciales a diario, aunque también luce el sol en determinados momentos del día.

Qué hacer

Disfrutar del paisaje, bucear, realizar inmersiones con botella, caminatas de naturaleza, avistamiento de aves marinas, tomar el sol, descansar, leer, soñar…

Dónde alojarse

En la isla hay hoteles de todos los niveles, desde pequeños negocios familiares a establecimientos  de lujo extremo. Pregúntanos.

Las playas más bonitas

Neds Beach: en el extremo nordeste de la isla. De película. Ideal para ir con niños.

North Bay: accesible solo por mar o a pie, la bahía norte de la isla es un lugar ideal para la observación de aves marinas y el buceo.

Maravillas naturales

Pirámide de Ball: se trata de un islote deshabitado situado a unos 20 kilómetros de Lord Howe. Sus 562 metros de altitud lo convierten en el promontorio rocoso más elevado del mundo. Sus fondos marinos son un verdadero paraíso para los submarinistas.

Monte Gower: con sus 875 metros de altura, el Monte Gower es el punto más elevado de la isla y una de las caminatas de un día más espectaculares de Australia.










No hay comentarios:

Publicar un comentario