jueves, 1 de agosto de 2013

Restaurantes donde la comida es lo de menos # parte II



 Por Tomás Zapata


KONG, Paris

No, en Paris no nos vamos a conformar con “Le Jules Verne” de la Tour Eiffel, ni “Le Ciel de Paris” de su vecina Montparnasse. Prefiero la azotea acristalada del Restaurante KONG. Lugar para ver y ser visto, decorado por el extravagante, ecléctico, visceral y pseudo clasicista Philippe Starck. En Paris hay miles de lugares con vistas, miles de sitios maravillosos donde comer bien, pero éste tiene algo especial: el ambiente ultra chic, su cercanía al Sena, al Pont Neuf…

Cruce de caminos entre Paris y Tokio, la cocina del KONG, dirigida por Fumiko Kono, sorprende, enamora y en ocasiones perturba, para bien, nuestros acomodados sentidos. Lujo parisino en estado puro y accesible a casi todos.



M on the Bund, Shanghai

Siempre busco y rebusco en esta sorprendente ciudad una terraza nueva donde sentarme a descansar y, como no, admirar. Y siempre llego a la misma conclusión: esa perspectiva casi perfecta, línea divisoria entre el Shanghai más colonial y el más futurista, solo me la ofrece el restaurante M on the Bund. O mejor dicho su terraza, ubicada en la séptima planta del glamuroso edificio “Five on the Bund”. 

La cocina: una mezcla-fusión entre la cocina continental europea, la norteafricana y australiana, todo esto rodeado del más purista estilo Art Déco. Lo mejor, como siempre, los postres. Sábados y domingos de 3 a 5 p.m. “hora del té con vistas al Bund”.



Dos Cielos, Barcelona

Dos Cielos bien podría hacer alusión a los dos puntos fuertes de este restaurante: la gastronomía y las vistas. Nada más alcanzar la planta 24 del hotel ME, se abre ante nosotros una perspectiva maravillosa, casi de vértigo, sobre el skyline de Barcelona. Aquí empieza la fiesta. Su estilosa terraza frente al mar es un lugar ideal para dejar volar la imaginación. Un lugar perfecto para  tomar un aperitivo antes de dirigirnos al comedor, al que se accede través de una maravillosa y silenciosa “open kitchen”. Una vez dentro, el espectáculo continúa gracias a los enormes ventanales del restaurante. Esta vez sí, concina mediterránea de autor con vistas al Mar.

La cocina, dirigida por los hermanos Torres, merece una entrada aparte. Ya se la dedicaremos en otro momento. Mencionar solo que es uno de los restaurantes de Barcelona con estrella Michelin, y camino de la segunda, esperemos que en 2014.





2 comentarios:

  1. Gracias por este artículo, la verdad es que encontrarte restaurantes como estos en un viaje es una pasada :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por leer nuestro blog...

    ResponderEliminar