martes, 10 de septiembre de 2013

Historia, protocolo y dim sum con vistas a la Gran Vía de Madrid



No es muy común en España poder disfrutar de un brunch exótico a media mañana con la mirada puesta en algún lugar emblemático. Como tampoco es muy habitual tener el privilegio de degustar en este país un dim sum casi artesano. Se pueden contar con los dedos de una mano los restaurantes que emplean sus energías en la elaboración de tan exquisito manjar.





El dim sum es un término cantonés que designa en conjunto algunos de los platos más populares de China, en su mayoría panecillos al vapor rellenos de multitud de ingredientes diferentes: los hay de gambas, de verdura, de carne caramelizada, de setas, de sopa y carne, etc. Se toma como desayuno, o a media mañana como brunch. Siempre acompañado de té: pu' er, oolong, crisantemo. El protocolo aconseja servir primero el té a tus comensales y luego rellenar tu propia taza. Éstos deberán agradecerte el gesto dando unos golpecitos con los dedos de la mano sobre la mesa.

El restaurante chino del lujoso hotel Villa Magna de Madrid, Tse Yang, acaba de abrir una sucursal en el espacio gourmet de El Corte Inglés de Callao. No es mi intención hacer publicidad de grandes cadenas comerciales, pero este lugar tiene un algo especial, además de unas vistas de vértigo sobre la Gran Vía madrileña. Subir hasta aquí no cuesta nada. Evitar la tentación mucho.

El edificio que alberga actualmente este lugar fue construido sobre los cimientos del antiguo y emblemático Hotel Florida de Madrid, muy frecuentado por corresponsales extranjeros y prostitutas durante la guerra civil española. Quizás porque se trataba del único hotel de la época con agua caliente en las habitaciones. Aquí se enamoró perdidamente el escritor norteamericano Ernest Hemingway de la reportera y corresponsal de guerra más importante del S.XX, Martha Gellhorn.

Este edificio, obra del arquitecto Antonio Palacios, fue lamentablemente derribado en 1964 para construir unos grandes almacenes, que más tarde compraría el grupo de El Corte Inglés.

Nuestra cuenta:
  1. Tsu Yo Siumai (carne con shitake): 4,50 euros.
  2. Tsu Yo Patsoi (carne, verdura patsoi y setas): 4,50 euros.
  3. Hakao (langostinos con punta de bambú): 5 euros.
  4. Tsa Siu Pao (panecillos de carne caramelizada con miel): 5 euros.
  5. Tallarines con pato y espinacas: 9,60 euros.
Ese día hacía mucho calor, así que nos saltamos el protocolo y pedimos una jarra de cerveza bien fría.





No hay comentarios:

Publicar un comentario