lunes, 2 de septiembre de 2013

Tapas de diseño en la Plaza Mayor de Salamanca



Por Tomás Zapata

Es un momento realmente mágico sentarse al atardecer en una de las terrazas de la barroca Plaza Mayor de Salamanca y esperar a que enciendan las luces. Impresiona y motiva, como el resto de la ciudad. El corazón te da un vuelco, un pellizco, un sentirse importante al ser testigo de tan noble acontecimiento.







Pero hoy no quiero hablar de esta ciudad gloriciosa, tardío descubrimiento para este viajero infatigable, sino del tapeo y más concretamente de Las Tapas de Gonzalo: un local de diseño moderno, mezcla ecléctica entre el más puro estilo Art Déco y los cafés venecianos con vistas a la Piazza San Marco. Y en plena Plaza Mayor de Salamanca. El espectáculo está servido.

La carta es sencilla pero variada: entrantes, ensaladas, carnes, pescados y postres, cocina de toda la vida con un toque muy, muy personal.

Os recomiendo el arroz meloso con carabineros, al dente, en su punto de sal y jugosidad. La berenjena frita en capas finísimas, con miel de caña y, aunque en la carta no lo ponga, aceite chino de sésamo. La mini hamburguesa de rabo de toro, deliciosamente crujiente en su interior. La ensalada de queso de cabra y frutos rojos, espectacular. O las croquetas de jamón ibérico salmantino. Y de postre, una maravillosa combinación de tres chocolates.

Restaurante a ras de suelo con vistas y con los pies en este planeta: por fin un lugar de diseño a un precio más que razonable. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario