martes, 1 de octubre de 2013

Sídney para principiantes: cinco momentos que no deberías perderte en esta ciudad



Sídney ocupa el puesto número 9 en el ranking de las ciudades donde mejor se vive del mundo: es una de las capitales del momento, su luz brilla más allá de sus fronteras, alcanzando los lugares más insospechados. Vanguardia, diseño, moda, buen hacer, buen vivir, buen comer y un clima envidiable convierten a esta ciudad en uno de los lugares “imprescindibles” en un viaje a Australia.
 
Estas son algunas de las actividades y lugares que más nos gustan:

1.- Subida al Harbour Bridge: si lo tuyo es descargar adrenalina, éste es sin duda tu momento. La escalada al icónico puente de Sídney es una experiencia única, difícil de olvidar. La puedes realizar al amanecer, a lo largo del día, al atardecer e incluso al anochecer. Así que no tienes excusa. Tendrás la ciudad a tus pies y ya nadie ni nada se podrá interponer entre vosotros.


2.- Crucero por la bahía: si por el contrario lo tuyo NO son las sensaciones fuertes, navegar por la Bahía de Sídney, una de las más hermosas del planeta, es algo que no tiene precio. Y si además eliges el barco adecuado, recalando al final en una playa solitaria, tu momento se convertirá en un momentazo.


3.- Cena en un restaurante con vistas: nada mejor para finalizar la jornada que una cena con vistas. En Sídney hay muchísimos y premiadísimos buenos restaurantes, pero a uno en concreto le tenemos un cariño muy especial: Quay Restaurant, en el glamuroso e histórico barrio de The Rocks. Sus vistas sobre la bahía y el puente de Sídney son sencillamente sublimes. Su gastronomía única lo ha convertido además en uno de los 50 mejores del mundo.

4.- Visita guiada por la Opera House: es sin duda el monumento más reconocible de toda Australia. No sabemos si el más bello, lo que sí está claro es que su construcción supuso un antes y un después en la arquitectura contemporánea mundial. Y no visitarla sería un “pecado” casi, casi mortal. Si además os gusta la ópera, asistir a una representación pondrá el broche de oro a una visita insuperable.


5.- Playas, playas, playas: si de algo peca Sídney es de sobredosis de playa: Bondi, Manly, Congee, Bronte, Palm Beach y así hasta un total de 70 maravillosas franjas costeras de fina arena que envuelven la ciudad en un inconfundible y relajante aroma a sal marina. 









No hay comentarios:

Publicar un comentario