martes, 19 de noviembre de 2013

Hoteles con carácter: Ananda in the Himalayas, una experiencia vital de difícil superación



En su día fue la residencia del Marajá de Tehri-Garhwal. Hoy es un hotel de lujo dedicado casi en exclusiva a difundir viejas sabidurías hindúes como el Yoga o el Ayurveda. Un viaje extraordinario hacia el interior de uno mismo para descubrir nuestro yo más más íntimo y conseguir la unión perfecta entre cuerpo, alma y mente.

La ubicación no podía ser mejor, en las estribaciones del Himalaya, con unas vistas extraordinarias sobre el mítico río Ganges. El hotel se encuentra muy cerca de la pequeña localidad de Rishikesh, la capital mundial del yoga, de la ciudad santa de Haridwar, conocida también como la puerta del Ganges, y de varios parques nacionales, lo que nos permitirá además descubrir lugares muy interesantes.

La decoración del hotel es suntuosa en los espacios comunes y minimalista en las habitaciones, con un toque muy especial respetando en todo momento la naturaleza espiritual del lugar. Aquí se congregan anualmente maestros y aprendices de todo el mundo dispuestos siempre a compartir con los demás sus conocimientos sobre el yoga.

De entre todas las instalaciones del hotel destaca el spa: un lugar extraordinario donde recibir tratamientos de belleza personalizados, integrando de forma casi perfecta la sabiduría tradicional Ayurveda con los enfoques occidentales más contemporáneos.

La ciencia del Ayurveda considera que el cuerpo produce ciertas toxinas que hay que eliminar con regularidad.  La piel es el mayor órgano del ser humano y nos ayuda a deshacernos de dichas toxinas e impurezas. El Ayurveda trata precisamente de este proceso de desintoxicación,  limpieza y regeneración del cuerpo humano.

Este hotel, Ananda in the Himalayas, que cuenta con 70 habitaciones de lujo y 5 suites, todas ellas con vistas al Ganges, a Rishikesh o al Palacio, es un lugar idóneo para desconectar. Un lugar imprescindible en un viaje hacia la búsqueda de la antigua sabiduría India.










No hay comentarios:

Publicar un comentario