martes, 17 de diciembre de 2013

A Quinta da Auga: un hotel muy especial en Santiago de Compostela para sentirse como en casa



Por Tomás Zapata

“Difundir una especial visión sobre el arte de vivir a lo largo y ancho del planeta, seleccionando establecimientos extraordinarios con un carácter único”. Esta es la filosofía y objetivo último de los hoteles Relais & Chateaux. “A Quinta da Auga”, en Santiago de Compostela, cumple todo esto y más.

Todo fluye a la perfección en este “hotel del agua”. Agua que inunda todos los rincones del hotel: fuentes, canales, un río y hasta un acueducto que data del siglo XVIII. Y es que este lugar fue en su época la mayor fábrica de papel que existía en Galicia, fábrica que se nutría de las aguas del cercano río Sar.

Ahora es uno de los hoteles más especiales que la cadena Relais & Chateaux tiene en España, situado en una magnífica finca privada, en plena naturaleza, y a pocos kilómetros del bellísimo centro histórico compostelano. 

El edificio, prácticamente en ruinas, fue adquirido por una familia de emprendedores gallegos, y convertido en hotel hace cuatro años tras ser sometido a un riguroso y respetuoso proceso de restauración. El resultado es un hermoso establecimiento de 4*, con 45 habitaciones y suites, todas ellas diferentes y con un carácter propio, un spa, un restaurante gastronómico, una cafetería, varias terrazas, un bosque de bambú y un extraordinario salón social donde sentirse como en casa. Del salón destaca su impresionante chimenea de estilo barroco, una decoración cálida  con objetos personales de los dueños del establecimiento y su colección de libros y tratados de medicina.

El spa está situado en la parte alta de lo que antiguamente eran los almacenes de la fábrica, con techo acristalado en su mayor parte y grandes ventanales que inundan de luz natural todo este espacio consagrado al relax y al cuidado de cuerpo y alma.

El restaurante, como no podía ser de otra forma, está dedicado a la exploración de la gastronomía gallega más tradicional con un toque creativo y de buen gusto. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario