sábado, 31 de mayo de 2014

Kanuhura, un paraíso perdido en Maldivas



Pocos lugares en el mundo concentran tan elevado número de hoteles de lujo como el  archipiélago de las Maldivas, un discreto paraíso, apartado del mundo exterior. Sus lagunas azul turquesa, la arena blanquísima de sus playas y los fondos marinos de sus atolones convierten a este lugar en uno de los paraísos más deseados.

Este es el caso de Kanuhura, un lugar impresionante de diseño puramente tropical, situado en el extremo norte de uno de los atolones más bellos y espectaculares del archipiélago, el atolón de Lhaviyani. El acceso hasta aquí se realiza en hidroavión.

El hotel cuenta con cien habitaciones tipo villa, muchas de ellas sobre el mar, las míticas “water villa”. Está situado frente a dos islotes salvajes de gran belleza natural. Aquí es posible hacer submarinismo, safaris para buscar delfines, paseos en canoa, etc.

Tiene varios restaurantes, entre los que destacamos el Veli Café, cuya cocina de fusión asiática es capaz de seducir al más exigente de los paladares.
 

jueves, 22 de mayo de 2014

Hollyford Track, la joya del parque nacional Fiordland



Nueva Zelanda cuenta con algunas de las rutas de senderismo más famosas del mundo. Rutas que transcurren entre paisajes XXL, donde los caprichos de la naturaleza nos dejan escenarios inolvidables. El “Hollyford Track” es uno de estos senderos maravillosos. Atraviesa las tierras salvajes de Fiordland, el rey de los parques nacionales de Nueva Zelanda, situado en el extremo sur de la isla sur.

Lo extraordinario de este recorrido, algo poco habitual en este tipo de escapadas de naturaleza, es que se puede realizar a lo largo de todo el año. Es además un recorrido relativamente llano, por lo que la dificultad es mínima, accesible incluso para niños. Con una distancia total de 56 kilómetros, la ruta se puede realizar en tres días aproximadamente. Atraviesa el valle de Hollyford siguiendo el curso del río con el mismo nombre. Su punto culminante es el acceso al fiordo de Milford Sound.

El recorrido se debe realizar en grupos organizados, con un máximo de 16 personas por salida. El alojamiento se realiza en lodges de naturaleza privados, gestionados por pequeñas empresas familiares donde los detalles especiales nunca faltan. Caminatas, descensos en jetboat, paseos en helicóptero, naturaleza, fauna y cultura Maorí harán de este viaje una experiencia única y fascinante.